logo Fundación Gustavo BuenoFGB Filosofía de la música en español


 

Vicente Chuliá

Curso de Filosofía de la Música | 2b
Facultad de Filosofía de León (México), 13 de agosto de 2019

Martes 13 de agosto, sesión tarde

Facultad de Filosofía de León (México), 13 de agosto de 2019 (1h 28 m)

 

Algunas menciones y referencias durante la clase:

Bloque III

0:01:23 Crítica a la «fenomenología materialista» de Sánchez Ortiz de Urbina.

0:05:06 Explicación de la doctrina de la «presencia del autor en la obra de arte».

0:07:01 Gustavo Bueno, «Sobre la presencia del autor en la obra» (en Puzzle 90, Pentalfa, Oviedo 1991, págs. 7-17).

0:07:17 Presencia subjetiva y Presencia objetiva.

0:10:16 Tipos de presencias objetivas: Presencia interna y Presencia oblicua.

0:18:10 Distinción entre los «significantes» y «significados» de Ferdinand de Saussure, respecto al «contenido» y «expresión» de Louis Hjelmslev.

0:19:04 Interpretación de Gustavo Bueno de dicha distinción en: «Poesía y verdad» (El Catoblepas, nº 89, julio 2009).

0:21:37 Tipos de presencias objetivas: Presencia sinalógica y Presencia isológica.

0:24:14 Presencia isológica + Presencia interna = Presencia de impronta.

0:24:43 Presencia sinalógica + Presencia interna = Presencia referencial.

0:27:35 Distinción entre conceptos e ideas en música. «La música no se puede solucionar con conceptos. Los conceptos en música son insuficientes para poderla explicar».

0:29:25 Crítica a las ideas de «tonalidad» y «atonalidad» (véase FMM 011).

0:30:43 Ideas internas de la música.

0:32:22 Crítica al «cuerpo (yo) interno» de la fenomenología.

0:36:50 Gustavo Bueno, La fe del ateo (Temas de hoy, Madrid 2007, págs. 285-286).

0:37:59 Crítica a las perspectivas positivistas de la música. Alusión al marxismo.

0:38:29 La vía alemana frente a la vía hispana.

0:41:25 Cinco acepciones de la idea de Imperio.

Debate.

0:44:11

0:44:37 Miguel Ángel Alatorre: «Me quedo con algo que acabas de decir, con una invitación a que pueda profundizar y adentrarme más en el materialismo filosófico para nutrir más esta placenta interna, mis conocimientos».

0:44:58 Público 1, sobre la interpretación musical percibida en un disco, pregunta si esta idea discutida en la jornada anterior puede tener relación con la idea de «ahora» de Walter Benjamin.

0:45:45 Vicente Chuliá: «La escucha del disco es el ahora [...] si en este momento ponemos un disco aquí, el ahora está e incluso el actualismo está; lo que no está es el volumen tridimensional sonoro, luego las operaciones que podamos hacer nosotros en la escucha no tienen una objetividad de acuerdo al eje Z del núcleo. Entonces el problema no es que no esté el ahora, de hecho, lo que te podría contestar yo, es que no existe otra cosa que el actualismo. ¿Dónde está lo que no es ahora? [...] Más que el ahora es el actualismo de las operaciones respecto a un campo específico que precisa de ese núcleo [...] La sensación del ahora está en la escucha de un disco [...] solo que el ahora mecánico no es lo mismo que el ahora operatorio en acto, sobre los armónicos precisos que están sonando en acto».

0:48:06 Público 1: «Me parece que estamos por distintas líneas. Yo me refería al concepto de ahora que maneja Benjamin que es como algo que está en el arte por el mero arte, sin ningún fin...»

0:48:39 Vicente Chuliá: «Yo he entendido que el ahora tiene que ver con el subjetivismo de la captación de la obra; pero el actualismo va por otro lado porque tiene que ver con las operaciones, con la acción, no tanto con la pasión de recibir el momento sino con la acción de estar operando. Porque el que escucha música está operando a la vez que opera el que la hace; es decir que las operaciones del que escucha la música son tan efectivas como las operaciones del que está haciéndolas [...] Me faltaría información, pero habría que ver si el concepto de ahora está más circunscrito a una pasión o a una acción».

:49:19 Público 1: «Si, está más a la pasión».

0:49:47 Emmanuel Iraem González pregunta, en primer lugar, qué opinión le merecen a Chuliá los programas de ordenador que, a partir de unos códigos predeterminados, componen parituras. Esto lo pregunta a raíz de unas palabras de Gustavo Bueno donde decía que los ordenadores no ejecutan operaciones porque no tienen finis operantis, esto es, un fin subjetivo de la acción. En segundo lugar, se pregunta, en vista del reajuste de la posición de la personalidad creadora en el conjunto del hacer musical, si Chuliá encuentra algún crítico musical que se acerque a estas posturas o si, por el contrario, están todos perdidos en el análisis de aspectos secundarios o biográficos, etc. En definitiva, cuál sería la labor abierta de esta doctrina filosófica de la música del materialismo filosófico frente a la labor de la crítica musical.

0:54:02 Vicente Chuliá responde a la primera cuestión refiriéndose a la crítica que realiza en su Manual de filosofía de la música (Pentalfa, Oviedo 2018, págs. 35-37) a la figura de Joseph Schillinger, uno de los precursores de los patrones algorítmicos de ordenador.

1:00:38 Vicente Chuliá, al respecto de la segunda pregunta: «No hay ningún crítico que yo conozca que funcione bajo estas coordenadas. Yo no creo en la crítica musical, creo que la crítica musical tendría que estar de la mano de los sabios en música, es decir, de los compositores, de los grandes directores, etc.». Asimismo, Chuliá abunda en esta afirmación.

1:03:46 Tomás García: «Estando en Guanajuato se suscitó esta misma cuestión a propósito de un crítico musical y entonces Vicente defendía esto que acaba de decir ahora mismo». Así mismo, el profesor García alude al mito luminoso de la caverna de Platón; a las concepciones musicales de Platón que recoge Chuliá; así como al mito de la cultura que desarrolla Gustavo Bueno.

1:08:19 Gabriel Alan Lozano advierte -recogiendo unas palabras del filósofo Joaquín Robles- de que en todo idealismo hay un materialismo, si bien, se pregunta si, por lo mismo, se podría decir que en todo materialismo hay un idealismo (en referencia a ciertos filósofos seguidores del materialismo filosófico que, lejos de desarrollar aspectos relevantes y/o de trascendencia, se dedican a repetir meramente ideas del sistema tales como «presente en marcha», «eso es metafísica», etc.), ya que se percata que en diversas obras como El animal divino o Ensayos materialistas Gustavo Bueno recoge, con su posterior crítica, perspectivas de la tradición filosófica alemana algunas de las cuales no desprecia. En consecuencia, Alan Lozano pregunta cómo evitar que los que estudien el materialismo filosófico piensen que todas las corrientes provenientes de Alemania, por ejemplo, haya que deshecharlas.

1:13:39 Vicente Chuliá: «Te doy la razón en una cosa; hay muchos que se llaman materialistas filosóficos que lo único que utilizan es la terminología, está clarísimo. Esto es inevitable. [...] Ahora bien, ¿cómo podría evitarse esto? Yo creo que desde la perspectiva católica, precisamente, de que lo importante es la obra, es decir: más allá de las maneras de decir las cosas que yo pueda tener, todo lo que yo explico queda como obra, y esa obra está expuesta a crítica, luego esa obra es la que tiene que demostrar si es una desviación o un desarrollo del materialismo filosófico. Entonces, yo sé que en mi forma de hablar se ve a Bueno, y yo sé que esto ocurre con mis colegas y estoy orgullosísimo de ello, pero esto no es lo importante porque es una emulación que tenemos a su figura, pero lo verdaderamente importante es si con esta emulación detrás va una obra. En este sentido, debo decirte que en la Noetología, por ejemplo, naturalmente que está la filosofía alemana. Yo he hecho una exposición de Husserl, he hecho una exposición de Ansermet y he hecho un elogio enorme a Celibidache. Ahora bien, yo creo que en el Prólogo de Gustavo Bueno “La verdad de la Fenomenología” (en La fenomenología de la verdad: Husserl, Pentalfa, Oviedo 1984), Bueno quiere decir que apreciamos mucho los ámbitos del idealismo porque nos sirven para ir contra ellos; es decir, son las vías por las cuales, a través del estudio potente de ello, podemos invertirlo, darle la vuelta y ajustarlo para darle una mayor proyección racional. [...] Dicho esto, yo creo que otro de los cánceres que hay es la identificación entre Marx y Bueno. Marx es un filósofo muy menor a Bueno; Santo Tomás no; Espinoza tampoco; Hegel tampoco; Platón... pero Marx es un filósofo muy importante del cual no podemos prescindir... de Husserl tampoco, la Noetología es un ajuste y una reconversión, triturando los elementos idealistas y mentalistas de la fenomenología, pero incorporados a un sistema mucho mas complejo y mucho más complexo. Entonces, yo creo que cuando tú apuntas “¿No habrá algo de idealismo en el materialismo?”, yo creo que el materialismo de don Gustavo recoge toda la historia de la filosofía, y se ocupa de todo tipo de filosofías centradas. Yo me he preocupado de ver si desde el marxismo se podía abordar la música; Imposible. [...] Por lo cual, más que un idealismo, lo que hay es un materialismo especial [...] un materialismo genuino, pluralista y discontinuista, no reducido al corporeísmo».

1:19:11 Gabriel Alan Lozano pregunta si no es necesaria esa vinculación forzosa entre idealismo y psicologismo.

1:19:17 Vicente Chuliá: «No, lo único que pasa es que el idealismo se define en que hay estamentos que son autónomos y que vienen de sí mismos; y nosotros vamos en contra de esa idea ex nihilo [...] el ateísmo de Bueno es un ateísmo muy especial porque se circunscribe a la materia ontológico-general. Recuerda que cuando a Gustavo Bueno le preguntan si cree en Dios, responde diciendo que la pregunta es torcida, que es irrelevante si cree en Dios o no, en todo caso sería si cree en la idea de Dios; y entonces la idea por sí misma no se justifica porque esos ámbitos del primer motor de Aristóteles para nosotros son una impostura porque de eso no sabemos nada [ignoramus, ignorabimus], y ahí está la grandeza del materialismo filosófico: en los límites que bordean la materia ontológico-general, una materia discontinuista, pluralista, indeterminada de la cual no podemos saber nada. Es decir, nosotros no buscamos la salvación del mundo, sino que conformamos el mapa a partir de lo que podemos conocer, que cada día va actualizándose. Somos antitotalitarios; antiabsolutistas.

1:21:20 Tomás García pregunta a Gabriel Alan Lozano si conoce el Prólogo de Gustavo Bueno al libro La última orilla. Introducción a la filosofía de Schelling (Pentalfa, Oviedo 1989), donde Bueno considera perfectamente que hay componentes materialistas en la obra de Schelling. Además, señala que reciéntemente, otro hispanoamericano que fue a Oviedo, Montes Vargas, hizo lo mismo con Schopenhauer. Por lo tanto, afirma que hay componentes materialistas en obras idealistas. Ahora bien, respecto a la cuestión contraria, añade lo siguiente: «Así como el materialismo filosófico tiene instrumentos para prospeccionar en los idealismos, lo contrario no se da, y, en todo caso, es un reto [...] yo te agradecería mucho que tu descubrieras algún detalle idealista en la obra de don Gustavo [...] Y bueno, lo que dije antes sobre la amistad y la verdad ¿no?, pues se impondría la verdad [...] No es que neguemos tal posibilidad, la cuestión es que hay que realizarla». Así mismo, Tomás García recuerda que el materialismo filosófico de Gustavo Bueno se apoya sobre una tradición que es el «pensamiento público español» en el cual también hay pensadores hispanoamericanos, como el obispo Valverde y Tellez (Guanajuato), el cual posee una obra titulada «Crítica filosófica». En este sentido, añade: «Creer que para que nuestro pensamiento tenga más brillo, tiene que tener algún componente de la filosofía alemana... vamos, que no tenemos por qué rechazarla, ya ves que también la hemos acogido de alguna manera, pero este pensamiento según el cual la filosofía alemana está por encima es lo que el profesor Bueno llamaba “metodologías negras” que se fundan en la Leyenda Negra de creer que esa tradición española, como es cosa de clérigos, es despreciable».